Blogia
Emprender no es tarea fácil

El RIESGO: cuanto menos, mejor.

Asumir riesgos es una de las tareas del emprendedor. Si un emprendedor espera lograr el éxito sin asumir ningún riesgo es que anda muy despistado. El riesgo es un factor con el que todo emprendedor tiene que aprender a convivir.

Esto no significa que es mejor emprendedor el que mayor riesgo asume! Para nada. Es más todo lo contrario, si se asume un riesgo excesivo no se es un buen emprendedor, serás más bien un descerebrado.

Hay que aprender a vivir asumiendo riesgo y también a controlarlo y no asumir más riesgo que el necesario. Pongo un ejemplo de un emprendedor en toda regla, Richard Branson, fundador de Virgin:

Entre otros servicios, Virgin dispone de una compañía aérea. Muchos de nosotros pensaríamos que para montar una compañía aérea lo primero que necesitamos son aviones, así que sacamos la tarjeta de crédito y a comprar, verdad? Y por qué no, ya puesto compramos los mejores modelos de avión que existan. Pues bien, estaríamos asumiendo un riesgo excesivo. Si la empresa no funciona, ¿qué hacemos con los aviones? Richard Branson lo que hizo fue llegar a un acuerdo con Boeing. Éste le alquilaría con derecho a compra unos cuantos aviones básicos. Si veía que el negocio le iba bien, entonces ejercería el derecho de compra de las aeronaves. Y así fue. ¿Pero y si no funcionaba? Pues no pasa nada, los aviones seguirían siendo propiedad de Boeing y el no habría gastado más de la cuenta. El riesgo asumido fue el necesario, nada más.

Otro ejemplo tonto:

Yo monto una empresa y lo primero que hago es hacerme con una oficina grande y por supuesto, un despacho propio para mí. Además, quiero que en el despacho los muebles sean de la mejor calidad, para de esta forma ofrecer la mejor imagen al cliente y todo porque yo lo valgo...Pues como el ejemplo, sería tonto de remate. ¿Realmente necesito todo eso? ¿No estoy asumiendo un gasto muy elevado sin ninguna necesidad?

Muchas de las empresas más importantes del momento empezaron en el garaje de una casa, en la habitación de una residencia de estudiantes, o subcontratando la parte del proyecto que mayor inversión requería, para así asegurarse los clientes y poder ir poco a poco invirtiendo en el negocio.

Creo que la idea se entiende bien, como emprendedor tendrás que asumir riesgos, pero tenlos siempre presentes y trata de minimizarlos al máximo. Dejarse el terreno de regreso más fácil (por si a caso) nunca será una estupidez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres