Blogia
Emprender no es tarea fácil

La FINANCIACIÓN: ¿de dónde saco el dinero?

El gran dilema. Tengo un proyecto entre manos que va a ser un bombazo, pero me falta el dinero. ¿De dónde lo saco? Son muchas las opciones que existen para financiar un proyecto. Como es lógico algunas resultan más caras que otras, pero normalmente las ventajas de una se contraresta con sus desventajas.

Os hago un resumen de todas las fuentes de financiación que yo conozco:

- Ayudas y subvenciones: las hay de todos los tamaños y colores. Se pueden conseguir a nivel internacional, estatal, autonómico, provincial e incluso local. Una de las grandes ventajas de esta financiación es que suele ser a fondo perdido, es decir, si te la dan no le debes dinero a nadie, salga bien o mal el lanzamiento. Las suele haber también una vez la empresa está en funcionamiento. Una de las desventajas es que para poder acceder a ellas suelen exigir que la persona se encuentre en situación de paro.

- Créditos: en España existen líneas de crédito ICO específicas para personas emprendedoras, así como créditos bancarios con mejores condiciones. Normalmente se ajustan a las necesidades del emprendedor. Algunas de las ventajas son: periodos de carencia largos, tipos de interés más ventajosos, el proyecto puede servir de aval (previo visto bueno por parte de los expertos de la entidad), etc. Además, existen bancos y cajas de ahorros que desde la obra social aportan ayudas para emprendedores, ofreciendo asesoramiento, redes de emprendedores y concursos muy interesantes.

- Concursos: suelen lanzarlos las fundaciones y los bancos y cajas de ahorros desde la obra social. Suelen ofrecer premios económicos e ir de la mano contigo en los primeros pasos. Una de las ventajas de estos concursos es la publicidad que se suele hacer del proyecto, consiguiendo en muchos casos salir en distintos medios, logrando de esta forma marketing gratuito.

- Instituciones: no suelen ser ayudas económicas directas, sino que suelen ayudar ofreciendo servicios gratuitos o a precios reducidos. De esta forma, te ahorras parte de los gastos o lo que es lo mismo, te ahorras financiación. Las ayudas de las instituciones suelen venir, sobre todo, en forma de lugares físicos para desarrollar la actividad, servicios de asesoramiento gratuitos en cualquier área, mejores condiciones en la contratación de servicios, etc.

- Inversores privados (Business Angels): es una opción bastante desconocida en España, aunque en otros países, por ejemplo USA, son clave para la creación de empresas. ¿Quienes son? Normalmente son emprendedores que han tenido éxito y quieren invertir su dinero en nuevos proyectos empresariales, aportando además de toda la financiación necesaria, know how y una cantidad importante de contactos. Suelen invertir cada uno en el sector que mejor conoce. ¿Cómo encontrarlos? Suelen agruparse en asociaciones de business angels, por lo tanto lo mejor suele ser enviar el proyecto a una de estas asociaciones. La gran desventaja es que suele salir muy caro al principio, aunque la garantía de exito es tan elevada que merece la pena. Suelen esperar multiplicar aproximadamente por 10 la inversión en el plazo de 2 años.

- Amigos y familiares: esta opción debería ser la más sencilla. Si ellos que son los que realmente te conocen no te financiarían tu idea, ¿quién lo va a hacer? Sin embargo, mucho cuidado con esta opción. Si te financian y las cosas no salen como deberían, te puedes llevar los problemas al terreno personal.

¿Qué negocios tendrán preferencia en el acceso a la financiación? Además de los más rentables, en la valoración sobre que proyectos financiar y cuales no se suele tener en cuenta el número de empleos que espera generar, la base tecnológica e innovadora del proyecto, la cantidad a financiar y su aportación a la sociedad en general.

¿Cuál de todas las fuentes de financiación recomiendo yo? Depende mucho de la envergadura del proyecto. Si es un gran proyecto en el que vas a necesitar tener acceso a muchos contactos, un Business Angel sería la mejor opción. Si es un proyecto de envergadura normal sin grandes necesidades de contactos, los créditos y concursos son buenas opciones. Si el proyecto es sencillo (montar una peluquería, por ejemplo), créditos, amigos o familiares y ayudas o subvenciones serán la mejor opción (¡ojo!, las ayudas y subvenciones SIEMPRE serán buenas)

¡Mucho ánimo con la búsqueda!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres